Donde pones tus ojos, hay una oportunidad para comunicar